Quiénes somos

Debemos nuestro trabajo a los clientes que valoran nuestros servicios de comunicaciones de alta calidad. Brindamos a nuestros clientes experiencias superiores a través de nuestros productos y acciones. Construimos todo lo que hacemos en una red, sistemas y procesos sólidos. La calidad y confiabilidad de los productos que entregamos es primordial. Los clientes nos contratan porque brindamos servicios en los que pueden confiar.

Nuestro enfoque se orienta hacia el cliente, no es introspectivo. Facilitamos la manera en que nuestros clientes hacen negocios con nosotros, y por eso los escuchamos y nos anticipamos a sus necesidades. Conocemos bien nuestros productos y se los podemos explicar claramente a nuestros clientes. Nuestra prioridad es la ejecución básica. Somos responsables y atendemos todo con un sentido de urgencia. Sabemos que tener los estándares éticos más altos es una ventaja competitiva.

Entendemos que el trabajo en equipo nos permite servir mejor y más rápido a nuestros clientes. Fomentamos la diversidad y el desarrollo personal porque es lo correcto, y también porque es una decisión de negocios inteligente. No nos impulsa el ego, nos impulsan los logros. Mantenemos nuestros compromisos empresariales con nosotros mismos y con nuestros clientes. Nuestra palabra es nuestro contrato. Respetamos y confiamos en el otro, nos comunicamos de manera abierta, franca y directa porque cualquier otra manera es inadecuada y una pérdida de tiempo. Expresamos nuestra opinión y creemos en la crítica constructiva, y luego nos unimos en torno a la acción acordada con todo respaldo. Cualquiera puede compartir un punto de vista o idea con  otro, y escuchamos y valoramos el punto de vista de cualquier persona sin importar su título o nivel. Las ideas viven y mueren por sus propios méritos, y no por el lugar de donde provienen.

Creemos que la integridad constituye la esencia de nuestra identidad, ya que cimenta la confianza que es crucial en nuestras relaciones. Nos comprometemos a hacer lo correcto y a seguir las mejores prácticas comerciales cuando trabajamos con nuestros clientes, proveedores, propietarios y competidores. Nuestros competidores no son enemigos; son contrincantes que nos impulsan a mejorar. Somos buenos ciudadanos corporativos y compartimos nuestro éxito con las comunidades para mejorar, día a día, el mundo en que trabajamos.

Sabemos que nuestra fortaleza no está en ser grandes, sino en ser mejores. Consideramos a la burocracia nuestro enemigo. Luchamos cada día por ser «pequeños» y no dejar que nos invada la burocracia. Somos más ágiles que empresas más pequeñas a la nuestra, porque actuamos rápido y enfrentamos los riesgos de cada día. Vemos las crisis y los cambios como oportunidades, no como amenazas. Encaramos las crisis, en lugar de huir de ellas. El cambio nos llena de energía. Trabajamos duro, tomamos decisiones y asumimos responsabilidades personales para cumplir bien con nuestras obligaciones. Nuestras acciones producen resultados medibles.

Todo lo que hacemos lo construimos sobre la base sólida de nuestros valores empresariales. Trabajamos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, porque nuestros clientes dependen de nosotros durante ese tiempo. Sabemos que hemos hecho el mejor esfuerzo posible el día de hoy, y que mañana nuestro esfuerzo será aún mejor.

¿Quiere trabajar con nosotros?